En ésta página intento compartir experiencias y aprendizajes propios, y de algunos procesos que acompaño en el Camino. Desde un paradigma espiritual que honra los procesos vitales, y permite sintonizar con el amor maduro, sano y al servicio de la Vida. Y disfruto con ello. Quien quiera disfrutarla, es bienvenido. De alma a alma. María Guadalupe Buttera
«Nosotros no podemos dejar de anunciar lo que hemos visto y oído» Hch 4,20
"Despiértate y Cristo te iluminará" Ef 5, 14
Si ésta página te gusta, te hace bien y deseas colaborar económicamente para su sostenimiento, puedes comunicarte al mail mbuttera@gmail.com

martes, 18 de septiembre de 2012

Quien se mete en la relación de sus padres pierde...

A veces, inconscientemente y/o por desconocimiento de los Órdenes de la Vida, sucede que nos inmiscuimos en la relación entre nuestros padres, y esto nos provocará sufrimientos inútiles. 

Para conectarnos a la fuente ilimitada de energía masculina debemos conectarnos con papá...
La energía masculina es hacia afuera, es aquella que se atreve, abre paso, que empuja hacia adelante, hacia afuera, la que trabaja para alcanzar metas.
La falta de la energía masculina acarrea aislamiento, miedo al fracaso, dependencia, conformismo.
El cariño del Padre, más que caricias son palmadas fuertes...¡que buscan hacernos despertar!
Si atentan contra tu dignidad y te cuesta trabajo lograr tu espacio, busca dentro de ti a tu padre. Lo llevas en los genes. La energía masculina son los límites.
Quien puede amar a su padre, más allá de las carencias que sienta de él, logra tener acceso a la energía masculina que transforma.
El regalo de tomar la energía masculina a través de tomar nuestro padre, es el cambio. Atrévete, sueña, y regresa al mundo donde cada paso es un éxito nuevo.
El padre son los ojos hacia el mundo exterior, aprovecha todo su andar, para que sea el más fácil para ti.
Quien puede tomar la energía masculina puede proteger y guiar a su familia.

Para conectarnos a la fuente ilimitada de energía femenina debemos conectarnos con mamá...
La energía femenina es hacia el interior, es aquella que sabe mirar hacia dentro, observar pensamientos, sentimientos, la que trabaja para auto observarse y conocerse cada día, amorosamente, aceptando este/a que soy..

Re-conectando con mamá sanamos nuestro amor, nuestro cuerpo, nuestra angustia...
Re-conectando con papá tomamos nuestro propio camino, las riendas de nuestra vida, logramos éxito...

Ambas, energía femenina y energía masculina,

son necesarias para una vida íntegra y plena.

¿Qué me impide tomar la energía masculina de mi padre? 
Cualquier juicio valorativo hacia él corta esta energía.

¿Qué me impide tomar la energía femenina de mi madre? 
Cualquier juicio valorativo hacia ella corta esta energía.

¿Porqué tenemos juicios hacia mamá o hacia papá? 
En muchas ocasiones estos vienen de un dolor que vimos con mamá o en papá... pero hoy sabemos que inmiscuirse en la pareja de nuestros padres se paga muy caro...

¿Qué hacemos entonces? 

¿Estoy dispuesto a dar una reverencia a mamá?
¿Estoy dispuesto a dar una reverencia a papá?

Visualiza a los dos delante tuyo, luego de a uno le dices:

-"Querida mamá... los asuntos entre ustedes los dejo con ustedes... yo solo soy la hija....Gracias por la vida que me has dado junto a papá... haré algo bueno con esta vida... Gracias"

-"Querido papá... los asuntos entre ustedes los dejo con ustedes... yo solo soy la hija....Gracias por la vida que me has dado junto a mamá... haré algo bueno con esta vida... Gracias"

Dejar detrás las historias que pasaron entre nuestros
padres, sólo así dejaremos de defender a mamá o a
papá... solo así termina el juicio... y nosotros nos
liberamos para mirar hacia la Vida...

Solo honrando nuestro origen, integrando de donde

 venimos, es posible conectarnos con la alegría de vivir.


Solo un "yo" agradecido con sus padres, está

agradecido con la Vida; y satisfecho, decide servirla.

«Todo me ha sido entregado por mi Padre» Mt 11,27